30.11.11

Clásicos Disney #36: Mulán (Tony Bancroft & Barry Cook, 1998)

En 1998 la factoría Disney, nos presentó de la mano de Barry Cook y Tony Bancroft, una nueva princesa Disney, en este caso provenía del lejano oriente y su nombre era Mulán. La historia de Mulán se basa en la leyenda de Hua Mulán que sale en un famoso poema narrativo chino llamado Balada de Mulán, compuesto en el siglo VI. 
El film nos explica cómo Fa Mulán, una joven en edad casadera, se disfraza de hombre para substituir a su anciano padre en la guerra contra los Unos. Al enterarse de todo esto, los ancestros de la familia Fa envían a un dragón legendario a traerla de vuelta, pero debido a un accidente, será Mushu, un pequeño dragón quien irá en busca de Mulán. La joven tendrá que hacerse pasar por hombre, tanto en el adestramiento como en la lucha, hasta que al ser herida por los Unos, finalmente es descubierta y repudiada, por haber deshonrado al ejercito de china. Pero nuestra joven heroína no aceptará la deshonra y luchara para salvar al emperador y a todo un país, todo esto mientras se enamora perdidamente de su superior y capitán del ejército, el capitán Shang. 
La película es perfecta para ver en familia, pues tiene acción, aventuras, amor y música, ingredientes indispensables en las películas Disney, lo que asegura diversión, emoción e ilusión. Además de todas estas características, Mulán era la primera (y hasta ahora única) princesa asiática, lo que de alguna manera es también un punto a favor del film, pues pocas veces se nos explica leyendas asiáticas y se podría decir que es un “mundo desconocido” para los pequeños espectadores. El hecho de que en la película se muestre las dos visiones de una sola cultura (asiática), la visión femenina (madres, esposas, obedientes, decentes, y símbolos del honor familiar) frente a la masculina (fuertes, valerosos, luchadores y comprometidos con el deber), hace que le espectador entienda de forma clara y rápida la dualidad de la sociedad china. Esta faceta del film hace que los más pequeños entiendan mejor “el problema de Mulán”, y puedan entender mejor la moraleja del film: todos somos iguales y podemos hacer lo que nos propongamos.
Recomiendo este film a todos los espectadores Disney, niños, niñas, mayores, pequeños y ancianos, porque como he dicho antes, es un film que tiene acción, aventuras, emoción, amor y música, y siempre encontrarás algo de la película con lo que disfrutar. Pido especial atención a la letra de las canciones, pues dicen mucho de los personajes y de la sociedad China del imperio medio.

Valoración: 6/5