18.11.11

Recomendación de la semana: Planeta prohibido (Fred M. Wilcox, 1956)

En el año 2200 el Universo ya no es un límite físico para el hombre, cada día se conquistan más y más sistemas. El comandante J. J. Adams lidera una expedición de rescate a Altair 4, un planeta de características similares a la Tierra, aunque con un sistema mucho más sano donde respirar y vivir, donde veinte años antes la nave Belerophont había aterrado donde debía establecer una colonia. Al llegar a este planeta descubren que el único superviviente es el Doctor Morbius, un lingüista que vive con su hija Altaira y Roby, un robot que sirve para todo, rehuyendo que Adams y su tripulación aterrice. Finalmente el comandante y su tripulación aterriza, y es recibido como un invitado del doctor donde les descubre la tecnología de una raza desaparecida, los Kreils, que eran genios por definición pero justo en el punto álgido de su evolución desaparecieron sin motivo aparente. Pero este planeta no es todo evolución, magnificencia y descubrimiento científico, también esconde un misterioso y temible secreto que acabo con esa súper especie, y está atacando a los hombres de Adams.
Un clásico de la ciencia ficción, que tiene ese toque de serie B que tanto nos gusta, pero que en su día fue una innovación descubriéndonos que este género no nació con Star Wars, sino que ya desde la primera década del siglo XX la gente se apasionaba con estás películas.
A pesar de ser un avance para la ciencia ficción, y para el cine en general, es un film norteamericano de los cincuenta, lo que conlleva que hay unos valores implícitos, así en un mismo film nos encontramos con una tecnología inimaginable pero todos los hombres del film tratan a la única protagonista femenina con esa falsa cordialidad por superioridad típica de la época. Algo que sorprenderá a los más jóvenes es que mientras hoy en día toda la tecnología que aparece en los filmes de ciencia ficción tiene alguna explicación, en los albores del género todo tenía solución inventando todo tipo de palabras raras y aumentando hasta casi el infinito todas las medidas, en millones de millas, por ejemplo.
Walter Pidgeon, Anne Francis, Warren Stevens, Jack Kelly y Richard Anderson protagonizan está cinta, pero todos ellos quedan ensombrecidos por el actor que interpreta al protagonista, el Comandante J. J. Adams, que está interpretado por Leslie Nielsen en uno de sus primeros papeles que le dio a conocer en la época precedente a que se convirtiera en uno de los actores cómicos más conocidos.
Una brillante película de ciencia ficción, que para los amantes de este género no defraudará en ningún momento, y para los atrevidos ajenos al género sorprenderá pero no dejará insatisfecho.

Valoración: 4/5