1.12.11

El Gato con Botas se independiza

Este año ha llegado a nuestras pantallas una nueva historia de la factoría Dreamworks, que tiene como protagonista al Gato con botas de la saga Shrek. El film es una mezcla de diferentes cuentos populares, como el cuento de Charles Perrault del Gato con Botas y la historia de Jack y las judías mágicas, que dan como resultado una versión modernizada y un poco diferente de la original. 
La película nos cuenta la historia del Gato con botas, antes de conocer a Shrek, lo que nos permite descubrir un pasado felino interesante, el Gato con bota es un huérfano que se cría en el orfanato de San Ricardo, su mejor amigo de la infancia es un huevo parlante llamado Humpty Dumpty, pero un día el gato se convierte en un héroe para el pueblo, situación que no gusta mucho que a su amigo el huevo. Esta nueva situación le impide al huevo conseguir las habichuelas mágicas, así que decide traicionar al felino pero su plan sale mal y es encarcelado, en cambio el gato es considerado un ladrón y debe desaparecer de la aldea. 
En la versión americana, la voz de los personajes principales corre a cargo de actores como Antonio Banderas en el papel del Gato con bota, Salma Hayek en el papel de la gata Kitty Zarpassuaves, y Zach Galifianakis en el papel de Humpty Dumpty, y Guillermo del Toro como comandante de San Ricardo, además Banderas, Hayek y Del Toro repiten en la versión hispana y española.
El film es una buena opción para ver en familia, divertirse y pasar un rato agradable, lleno de aventuras, risas y diversión. El film tiene acción, amistad, sentimientos y risas, lo que hace de él perfecto para ver con los más pequeños, sobre todo, porque aunque no sigan la trama del film, se lo pasaran bien y disfrutaran dela película. Pero aviso que aun que le film sea una buena opción para ver en el cine, aviso que no está a la altura de Shrek, pues el gato con botas es más parecido a un western mejicano, que a una película que trata temas como la magia. Una pega que le pongo a la película es que sea en 3D, pues como ya he dicho en ocasiones anteriores, para mí es un engorro tener que usar unas gafas especiales para ver el film, sobre todo teniendo en cuenta que la entrada se mucho más cara por este hecho. A los espectadores les pido que estén atentos a la carita dulce y tierna que pone el gato con botas cuando es un inocente “niño huérfano”, pues aquí se nos demuestra que esa irada tierna ya la sabía hacer desde pequeñito.

Valoración: 3,5/5