8.12.11

La Conspiración. Los asesinos de Lincoln a juicio

Después de años de guerra entre el Norte y el Sur, la noche del 15 de abril de 1865 el presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, es asesinado de un disparo a la cabeza en el palco del Teatro Ford por John Wilkes Booth, y poco a poco los sospechosos son detenidos o abatidos, como el propio Booth, para más tarde ser juzgados, entre los detenidos está Mary Surratt, la propietaria de una pensión donde los conspiradores se reunían ya que el hijo de ella, John, era uno de ellos. Frederick Aiken, un capitán condecorado del ejército del norte, ahora abogado, ayudante del senador Johnson, es el encargado de la defensa de Surratt, yendo contra sus propio principios, pero cuya obligación como abogado defensor le impiden seguirlos.
Robert Redford dirige, con gran maestría, la reconstrucción del juicio que mezcla momentos de la conspiración y la posterior investigación, para llegar a entender la realidad de los sucedido en este momento histórico, tan importante y dramático para la historia de los Estados Unidos. James McAvoy interpreta al abogado que va en contra sus principios, Tom Wilkinson es su superior, Kevin Kline es Edwin Stanton y Danny Huston es el fiscal Joseph Holt, todos ellos, al igual que los secundarios, hacen un excelente trabajo, y uno de los que más sorprende es Kline, que fuera de sus habituales papeles humorísticos, y lejos de su fama de principio de los noventa, le vemos renacer en este papel de importancia histórica. Por su parte, Huston y Wilkinson, que participaron en la mini serie de John Adams, lo hacen de forma excelente, aunque secundarios.
Un film impresionante que pasará a la historia del género histórico, que nos dejará impresionados y sin aliento, a pesar de su lento ritmo, ya que un film sobre un juicio no puede ser muy rápido. Por otro lado, es importante saber que el film consigue mostrarnos las divergencias entre ambos lados poco después de la guerra, dejándonos claro que no eran malos y buenos, sino que había muchos puntos intermedios.

Valoración: 3,5/5