10.2.12

Recomendación de la semana: A Scanner Darkly (Richard Linklater, 2006)

Si a veces las películas de animación son difíciles de clasificar, ya que no son tan solo de animación, sino que además pueden ser aventuras, comedias, dramas o de cualquier otro género, por ello nosotros nos decantamos por clasificarlas por la manera de realizar en lugar por la historia que nos cuentan, pero la que ahora tenemos entre manos es difícil.
¿Es de animación? No del todo, ¿es con reparto real? no del todo, ¿es una comedia? un poco, ¿es un thriller? también, y así podríamos seguir durante párrafos y párrafos, pero estamos ante una de esas películas que podríamos llamar únicas, sino fuera por que su realizador ya lo había hecho anteriormente con un resultado tal vez menor.
Richard Linklater nos presenta una película rodada con actores reales, además no cualquier actores, ya que está protagonizada por Keanu Reeves, Robert Downey Jr., Winona Ryder t Woody Harrelson, pero que durante la post producción ha sufrido un leve cambio, ya que el metraje real ha sido adaptado a un estética increíblemente atractiva, ya que los actores son convertidos a animación con un aspecto de cómic que aunque la historia que te cuentan no llame mucho, sorprende y agrada por como está hecha.
En un futuro en que la drogas y la adicción es algo normal para la gran parte de la población, Fred es un policía del departamento de narcóticos que está investigando a un grupo de supuestos traficantes, camuflado bajo un traje mezclador -algo difícil de explicar con palabras-, formado por un tal Barris, algo así como un científico loco, Luckman, Robert Arctor y su pareja Donna. Lo que sucede es que la identidad de Fred, que esconde tras el traje mezclador, es la de Robert Arctor, aunque a veces se comporte como si fueran dos personas distintas. Esta situación, mezclada con su adicción a la sustancia M, la droga a la que todos están enganchados.
Un thriller muy atrayente al igual que cómico, sobretodo por los personajes de Woody Harrelson y Robert Downey Jr., ambos actores demuestran lo que saben hacer como garrulo y neurótico respectivamente, mientras que Keanu Reeves sigue igual de soso que siempre. Con el clásico argumento de policía infiltrado, y inspirado en la novela homónima de Philip K. Dick, la película nos demuestra que una buena historia siempre lo es, siempre y cuando los actores hagan bien su trabajo, como este es el caso.
Muy recomendable para los seguidores de las películas de animación no aptas para menores, y la verdad que es muy interesante de ver a pesar de que la historia no nos llame mucho la atención. Una de aquellas películas que es un buen avance técnico a la vez que nos cuenta una excelente historia.

Valoración: 4/5