11.2.12

Tipos Duros. Primera Generación: Alerta Máxima (Andrew Davis, 1992)


Terminando este especial sobre tipos duros no podía faltar en nuestro elenco de actores el “carismático” Steven Seagal, capaz de acabar el solo con un ejército terrorista y no recibir ni un solo rasguño. Si Chuck Norris no existiera seria él el gran tipo duro por excelencia. 
Steven Seagal interpreta a Casey Rayback, un exmiembro de los Navy  SEAL convertido a cocinero del mayor buque que tiene los Estados Unidos, el USS Missouri. En el acorazado se celebra una fiesta por el aniversario del capitán Adams. En ese momento el cantante que han contratado para la fiesta William Stranix (Tommy Lee Jones) y el segundo de a bordo el comandante Krill (Gary Busey), se relevan con parte de la tripulación y secuestran el gran buque para vender en el mercado negro los misiles Tomahawk especiales que el barco posee.
Estamos ante el mejor ejemplo de lo que el actor Steven Seagal ha dado a la industria del cine, un auténtico  guerrero experto en artes marciales y en todo tipo de armas y explosivos, pero a diferencia de Stallone, éste no se despeina cuando lucha, es mas ni siquiera cambia su expresión facial, no le dañan, como mucho un pequeño rasguño, siempre gana las peleas, es un superhombre, así ocurre que en la peli Under Siege (el título original de la película) él es el único que no ha sido encerrado con el resto de la tripulación cuando secuestran el barco. Y claro dejan a Seagal libre por el buque con sus cuchillos y sus bombas caseras y empiezan ha morir terroristas por doquier. Cuando el malo de turno se da cuenta de que no es un simple cocinero ya es demasiado tarde. Además en esta ocasión Casey no esta solo, tendrá la compañía de una chica playboy (Erika Eleniak) a la que le ensañará un poco el oficio. La recreación del barco es muy buena así como los momentos de acción, se nota que el tio sabe pelear, de una manera muy calculadora y fría es capaz de tumbar a cualquier adversario. Tommy Lee Jones le da un toque gamberro y desenfado con aires de locura para darle un  poco más de emoción y dinamismo al film, de esta manera no se hace nada pesada de visualizar.
En definitiva, una buena peli de acción, de las pocas seguramente que valgan la pena de Steven Seagal, con muchas explosiones y con un protagonista sobrado, destacando además su sentido del humor y su efectividad 100% en lograr cualquier objetivo. No es de las mejores pelis de acción pero sí que es de las mejores de Steven Seagal. Poco mas se le puede pedir.

Valoración: 3/5