25.2.12

Un gran poder conlleva una gran película Reboot: Los cuatro fantásticos (Tim Story, 2005)

En 2005 ya se habían estrenado versiones de Blade, X-Men y Spider-Man, aún faltaban grandes superhéroes de la factoría Marvel como Capitán América, Thor o Iron Man, que no tardarían en llegar, pero ese año se estrenó una de las franquicias estrella de la fábrica, Los cuatro fantásticos. Para llevar a cabo esta producción se quiso a un reparto de éxito, se contó con actores como Ioan Gruffudd, Jessica Alba, Chris Evans, Michael Chiklis o Julian McMahon, todos ellos reconocidos actores que estaban en boca de todos gracias al éxito que habían cosechado en cine y televisión, y que mejor manera de empezar una franquicia que contando el origen de los poderes de este equipo.
Reed Richards es un eminente científico que decide recurrir al empresario Victor Von Doom para llevar a cabo unas investigaciones fuera de la atmósfera. Entre ellos dos hay una mujer, Sue Storm, otra investigadora que dejó al primero porque estaba obsesionado con su trabajo. A pesar de las diferencias entre ellos, Von Doom accede a financiar el proyecto, imponiendo a Sue, a su hermano, Johnny, y él mismo como miembros de la tripulación, además del piloto profesional de aeronaves, Ben Grimm. Durante el viaje las cosas no salen como eran de esperar, o como Reed había previsto, y son alcanzados por una energía espacial a la que, extrañamente, sobreviven, pero les ha causado extraños cambios en su ADN. Reed es elástico, Sue crea campos de fuerza y se hace invisible, Johnny es una antorcha humana, y Ben... bueno, Ben es fuerte como una roca. Estos poderes los convierten en una atracción, pero también, y tras demostrar sus habilidades, los convierten en héroes.
Con un reparto excepcional y una historia extraordinaria, el film no puede ir más allá, las limitaciones del guión y el enfoque infantil y simplón de las situaciones hace que el film sea divertido, incluso entretenido, pero no deja de ser más que eso, una película superficial y sin mucho interés para los que no sean fans de los hombres y mujeres con poderes.
A decir verdad, la película es para niños, ya que las bromas y demás situaciones están claramente enfocadas a ello, hasta el malo es poco tenebroso y peligroso. A pesar de ello, la película se aguanta los suficiente como para ser vista sin mucha molestia, pero no aporta nada de lo que hasta ese momento se haya dicho sobre los superhéroes. Pero sin duda alguna este film es un capítulo más que se debe tener en cuenta cuando se habla de súperpoderes en el cine.

Valoración: 3/5