2.3.12

Recomendación de la semana: No habrá paz para los malvados (Enrique Urbizu, 2011)

La flamante ganadora de los premios Goya de la Academia del Cine Español, pasa ahora un examen mucho más difícil, el análisis por parte del equipo de F.M.C. Cine, y, muy a nuestro pesar, no cumple las expectativas que teníamos en ella.
Amantes del cine comercial, cuando estuvimos frente a esta producción española esperábamos encontrarmos una versión de Harry el Sucio, esperábamos ver un tipo duro español, después tantos años, algo de buen cine comercial, sin ningún tipo de trasfondo social y/o dramático, pero fue así. No negaremos que estamos ante una gran película, y una de las mejores en cuanto a thriller de acción español, pero sigue teniendo esa huella de segunda clase que acostumbra a tener el cine de nuestro país. Una factura excelente, una interpretación extraordinaria, sobre todo de José Coronado, de lo que hablaremos más adelante, pero como siempre tiene que aparecer en fantasma del "barriobajismo" español, que retrata, con fidelidad, un pequeño sector de nuestra sociedad.
Un día, el inspector de policía Santos Trinidad, volviendo a casa muy borracho, se ve involucrado en un triple asesinato. Pero hay un testigo que consigue escapar y que podría incriminarlo. Santos emprende una investigación destinada a localizar y a eliminar al testigo. Mientras tanto, la juez Chacón, encargada de la investigación del triple crimen, avanza meticulosamente en la búsqueda del asesino hasta que descubre que lo que parecía un simple caso de tráfico de drogas es, en realidad, algo mucho más peligroso.
La historia, cuyo inicio es prometedor, desemboca en un desenlace, que no desvelaremos, un tanto fuera de lugar e innecesario, siendo esta la parte más floja del film.
La parte fuerte del film, y que sustenta toda la película, es la excelente interpretación del protagonista de este, José Coronado. En la piel de un borracho, deprimido y corrompido policia, el actor hace maravillas, demostrando que no tiene miedo a interpretar este tipo de papeles, y es gracias a él que la película parece más de lo que realmente es.
Estamos frente a un film muy recomendable, pero que nadie se haga grandes esperanzas, ya que es menos de lo que nos vendieron, aunque la película es un principio, como otras muchas que se han realizado en lo último años, como Alatriste o Celda 21, del camino hacia el auténtico cine al más puro estilo norteamericano, que es lo que todos esperamos.

Valoración: 3/5