9.3.12

Recomendación de la semana: The Wildest Dream (Anthony Geffen, 2010)

En 1953, Edmund Hillary y Tenzing Norgay, fueron los primeros en coronar la cima más alta de la tierra, el cielo del mundo, el monte Everest, pero no habían sido los primeros en intentarlo. En 1924, tras dos intentos fallidos, la pareja formada por George Mallory y Andrew "Sandy" Irvine desaparecieron tras las nubes a pocos metros de la cima, pero nunca más se supo de ellos, ¿habrían llegado a la cima? ¿lo habían hecho antes que Hillay y Norgay?
El 1 de mayo de 1999, una expedición cuya misión era averiguar la verdad sobre el misterio sobre estos pioneros y saber si habían llegado a la cima, encontraron el cuerpo conservado por el frío y la nieve de Mallory, a partir de este increíble hallazgo el equipo se dedicó en cuerpo y alma a buscar pruebas sobre el caso, así como el cuerpo del compañero de Mallory.
Casi una década después, uno de los miembros de la expedición que descubrió el cuerpo, Conrad Anker, organizó otra expedición con el fin de probar que se podía llegar a la cima en las mismas fechas, con los mismos métodos y por la misma ruta. Este documental es el diario de la expedición, en el que se cruzan con los pormenores de las expediciones de Mallory, acercándonos al personaje y a la época que vivió llena de aventureros y exploradores.
Lo que a priori podía parecer un modesto reportaje sobre el Everest, consigue convertirse en una excelente pieza documental en la que no solo se nos enseña una expedición al Everest, sino un documental histórico sobre una de las grandes eras de la exploración, en la que todo tipo de hombres se embarcaron en extraordinarias aventuras de camino a los Polos, o lo más profundo de las selvas, y a lo más alto de la tierra.
Un más que recomendable documental que gustará a todos, ya que la narración de los hechos es excelente brindándonos un puente hacia el pasado, para comprobar como hombres con unos recursos muy precarios se atrevían a realizar las más increíbles proezas por sobre los lindares de la capacidad humana.

Valoración: 3,5/5