16.3.12

Recomendación: Golfus de Roma (Richard Lester, 1966)

Cuando Pseudolus (Zero Mostel) un astuto esclavo, mentiroso, perezoso, ocurrente y tramposo descubre que el hijo, llamado Eros (Michael Crawford), de su amo, Senex (Michael Hordem), está enamorado de la vecina, Filia (Annette Andre), una cortesana virgen, se compromete a ayudarlo a conquistarla a cambio de su libertad. Pero en su camino se van a interponer el mismo Senex, un viejo reprimido por su esposa Domina (Patricia Jessel) con ganas de echar una cana al aire, además del alcahuete Marcus Licus (Phil Silvers), propietario de Filia, que esta a punto de venderla a Miles Gloriosus (Leon Greene), un gran soldado que regresa de sus campañas a Roma para formar una familia. Histerium (Jack Gilford), el esclavo jefe, obediente y sumiso a sus amos, los padres de Eros, que también va a suponer un obstáculo para Eros y Pseudolus para lograr sus fines. Todo ello mezclado con la desesperada búsqueda de sudor de yegua, una esclava reproductora que persigue a Pseudolus, con el viejo Erronius (Buster Keaton) en búsqueda de sus hijos raptados por piratas, una orgía de soldados y prostitutas, etc. Tal es el embrollo que la trama envuelve, además de Eros y Pseudolus, a Histerium, que llega a hacerse pasar por una Filia muerta, y a Marcus Licus que intercambia su personalidad con la de Pseudolus, para evitar ser castigado por Miles Gloriosus. 
Todo ello dirigido, o intentando ser dirigido, por Pseudolus que desea su libertad y a una prostituta de Marcus Licus, Gimnasia (Inga Nielsen), que no habla y con la que se relaciona mediante el lenguaje corporal.
Este film fue una comedia de éxito en las salas de Broadway antes de pasar al cine. Este paso se produjo por la obsesión de Hollywood en estos años por hacer remakes de todo, incluso de una exitosa obra teatral de Plauto, y de aprovechar los éxitos teatrales. El éxito de las películas peplum, muy frecuentes en los años cincuenta, permitía la comedia, y el éxito teatral aumentaba la viabilidad cinematográfica. Los escenarios se obtuvieron de los restos escénicos de La caída del Imperio Romano, que proporcionó unos decorados en pleno deterioro que posibilitaban la puesta en escena “cutre” que el tema exigía. 
Este film además cuenta con la curiosidad de que fue donde Buster Keaton hizo su última aparición en la gran pantalla, siendo estrenado el film de forma póstuma al reconocido actor. Keaton interpreta a un viejo crédulo, supersticioso, devoto de los dioses y miope, defecto producido. por su incansable búsqueda de sus hijos raptados por piratas.
El film Golfus de Roma no se basa en una sola obra de Plauto, ya que el guión hace una mezcla de personajes y situaciones propias de varias obras del autor latino, se hizo la llamada contaminatio, a pesar de que muchos críticos aseguran que el film se basa sobretodo en el Miles Gloriosus de Plauto. Pero como se puede ver en las características de los personajes, el film es una clara mezcla de las diversas obras de Plauto. Así pues Pseudolus es el mismo personaje que da título a la obra Pseudolus de Plauto, es un personaje tramposo, jugador empedernido y ocurrente, en el film es el encargado de sumergir al público en la historia. Otro elemento muy habitual en las obras de Plauto, y que aparece en el film es el de los hijo de Erronius raptados y vendidos como esclavos, tema que aparece en Curculio, Poenulus, Bacchides, etc. Otro tema recurrente es el intercambio de papeles, que en el film es entre Pseudolus y Marcus Licus, como ocurre en Captiui, Menaechmi, Amphitruo, etc. 
A pesar de todo ello en el film hay algunas variantes respecto a algunos temas, sometiendo el guión a los prejuicios morales de la época. En el film, Filia no es una prostituta, por más que pertenezca a Licus. Además no ha sido comprada como amante, sino como esposa por Miles Gloriosus, y se ofrece a Senex porque lo confunde con su comprador. Por su parte, Senex ignora que es la novia de su hijo Eros y en las comedias de Plauto no hay equívocos, sino viejos lujuriosos y reprimidos que buscan la primera noche con las amantes de sus hijos. Las situaciones comunes de la comedia latina desfilan constantemente en la película: peripecias de la pareja enamorada, engaños continuos del esclavo, filtros y pócimas, etc.
Además de tener parecido con la comedia latina, este film también tiene parecidos, o parodias, de otros films ambientados en la misma época. La entrada del ejército en Roma esta inspirada, muy posiblemente, en unos versos de Epidicus y en los triunfos de Quo Vadis? (1952) y Ben-Hur (1959), es una probable sátira del espíritu militarista en la se evidencia el sentido del humor y el carácter antibelicista del director del film, Richard Lester. 
La orgía que aparece en la película, enlaza con Asinaria y también con Quo Vadis?. En este film toda la fastuosidad que acostumbra a presentar el peplum tradicional, queda sustituida por un auténtico caos organizado por los soldados de Miles Gloriosus y las protegidas de Licus. Al mismo tiempo que se produce la orgía, entre los miembros de la casa aumentan los embrollos y los diálogos con doble sentido como en la conversación entre Domina y Miles Gloriosus, escena que fue censurada en su primer estreno en España. 
La persecución final, entronca con la más pura comedia primitiva americana, pero dejando lugar a originalidades como el adiestramiento de gladiadores en el anfiteatro, parodia directa a Espartaco (1960), o como el sacrificio humano en el templo de Vesta. El desenlace presenta también evidentes huellas de Plauto, como cuando se descubre todo gracias a unos anillos como en Curculio y se acusa al alcahuete de vender personas libres como en Poenulus.
En definitiva, una comedia clásica, tanto del cine como del teatro latino, y sin duda un film muy recomendable.

Valoración: 3,5/5