8.3.12

Un golpe de altura: un robo por todo lo alto

Josh Kovacs es el gerente de la Torre, el más selecto edificio de apartamentos de toda Nueva York, y lo es no por los apartamentos ni por las vistas, sino por el servicio. El más distinguido de sus habitantes es Arthur Shaw, un genio de las finanzas que vive en el ático, donde tiene una piscina e incluso un coche. Todo es perfecto, o como mínimo Josh y su equipo lo logra, hasta que detienen a Shaw por desviación de fondos, en principio no parece grave, pero lo será cuando Josh le confiese a su equipo que todo su dinero, todos sus ahorros, ha sido cedido a Shaw, y por lo tanto puede ser que lo hayan perdido, aunque todo debe tratarse de un error. Pero cuando Josh le pregunta al señor Shaw si la prensa y la policía tienen razón, mediante eufemismos le deja claro que sí, entonces el gerente enloquece y la toma con el coche, todo un Ferrari clásico. Debido a ello es despedido, junto a su cuñado y el nuevo ascensorista. Tan solo pueden hacer una cosa, robar al señor Shaw una gran cantidad de dinero que seguro que guarda en la caja fuerte de su ático. Al equipo se añadirán un antiguo habitante de la Torre que ha sido desahuciado, y un ladrón de poca monta antiguo compañero de clase de Josh, Slide, que les ayudará a conocer todo lo necesario para robar veinte millones de dólares.
El director de comedias de acción, Brett Ratner, como las tres entregas de Hora Punta o El gran golpe, así como el responsable de la tercera entrega de la saga X-Men, se hace cargo de dirigir a un espectacular reparto en esta comedia de robos. Ben Stiller y Eddie Murphy son los grandes nombres del film, pero mientras el primero nos sorprende con una interpretación brillante, el segundo no es más que una caricatura de él mismo, de antiguos papeles que le hicieron triunfar, pero consigue mantener el tipo -aunque con la cara un poco deformada. Junto a ellos vemos a actores del género como Matthew Broderick o al veterano Alan Alda, ambos excepcionales como el miedica señor Fitzhugh y el malvado señor Shaw. El reparto lo completan actores de la talla de Casey Affleck, Téa Leoni, Michael Peña o Gabourey Sidibe.
El argumento, que a pesar de ser sencillo, nos brinda la posibilidad de reírnos sin parar con las genialidades de todos estos cómicos, y además consigue mantenernos pegados a la butaca hasta el último minuto pendientes de si conseguirán o no cometer el robo.
Un film más que recomendable para pasar una fría tarde de invierno, además de ser la excusa perfecta para ver cine divertido para los mayores.

Valoración: 3,5/5