17.3.12

Un gran poder conlleva una gran película Reboot: Superman (Richard Donner, 1978)

Cuando pensamos en superhéroes seguro que uno de los primeros que nos viene a la cabeza es Superman, el Hombre de Acero como también se le conoce. Es uno de los mas populares y conocidos en toda la faz de la tierra. Su indumentaria y sus poderes son reconocidos por todos. Su primera aventura fue publicada en 1938 por DC Comics y sus características son: volar, fuerza sobrehumana, supervelocidad, inmortalidad, potenciación de sus sentidos, mejor visión, oído, etc, en fin, gran cantidad de poderes que lo hacen muy superior al resto de personas. Su único punto débil la kryptonita, un mineral capaz de menguar sus poderes hasta dejarlo prácticamente débil y sin fuerza ni siquiera para moverse.
La historia comienza en Krypton, el planeta natal de Superman, su mundo está a punto de ser destruido por una estrella, Jor-El el padre de Superman decide enviarlo en una nave al planeta tierra cuando solo era un niño. Allí Jonathan y Marta Kent, una pareja de granjeros de Smallville, lo encuentran y deciden adoptarlo y ponerle el nombre de Clark Kent. Le educarán y le enseñaran los valores humanos para que sea una buena persona. Una vez adulto decide irse a la gran Metrópolis para ayudar a la gente con sus poderes.
Christopher Reeve es el encargado de ponerse el traje de Superman, con su estatura 1,94 y sus ojos azules era perfecto para el papel de este gran héroe. Cuando es Clark Kent es un hombre tímido y algo torpe que trabaja en el Daily Planet pero cuando se pone el traje y la capa se vuelve mas valiente y seguro de sí mismo. Está enamorado de Lois Lane (Margot Kidder) su compañera de redacción y a la que tendrá que salvar en mas de una ocasión. Y como toda peli de superhéroes cuenta con su villano o archienemigo de turno, en este caso es Lex Luthor (Gene Hackman) un hombre malvado e inteligente que pretende eliminar a Superman una vez que este se interpone en sus asuntos, Lex y sus dos compinches protagonizan escenas llenas de humor y sarcasmo.
Mención especial de Marlon Brando en el papel de Jor-El, el poco rato que está en pantalla desplega una fuerza cautivadora y se adueña de la pantalla. Si a esto le sumamos unos buenos efectos especiales (para la época), la banda sonora recordada por todos y lo innovadora que fue (de las primeras películas de superhéroes que se hicieron), la convierten en un clásico y en éxito dentro del género de superhéroes. Su triunfo en taquilla le propinó una secuela Superman II: la aventura continua (1983) y dos mas que no tuvieron mucho éxito Superman III (1983) y Superman IV (1987), y en 2006 volvió con Superman Returns (época en la que el género de superhéroes resurgió otra vez), además de otra que actualmente está en producción. Sin duda hay Superman para rato, aunque todos recordaremos lo que supuso los films de Christopher Reeve y su manera de cambiarse el traje en las cabinas o en las puertas giratorias. De las mejores del género. Es un pájaro es un avión...

Valoración: 4,5/5