24.4.12

Oro negro, el nuevo film de Jean-Jacques Annaud

El Sultan Amar i el Emir Nesib, después de una dura guerra, llegan a un acuerdo en cuanto a la Línea Dorada, una franja de tierra desértica que serà tierra de nadie a cambio de que los hijos de Amar pasen a ser rehenes de Nesib. Tras diez años, los hijos de Amar son conscientes de quien son pero se han criado como y con los de Amar, incluso uno de ellos, Auda, se ha enamorado de la hija de Nesib, Leyla. Es entonces cuando unos americanos llegan a la ciudad de Nesib, asegurando que en ese lugar hay petróleo, el problema es el petróleo se encuentra en la Línea Dorada, pero Nesib no duda en explotarlo, y cubrirse de oro él y su pueblo, generando de nuevo un conflicto entre Amar i Nesib.
Basado en el relato de Hans Ruesch, The Great Thirst, el director de El nombre de la rosa, Siete años en el Tíbet y Enemigo a las puertas, Jean-Jacques Annaud, añade otro espectacular film a su filmografía, en esta ocasión con el desierto de Arábia como escenario. Y es que además de una extraordinaria historia, el director cuenta con un elenco sin igual, los dos grandes líderes árabes están interpretados por Mark Strong y Antonio Banderas, junto a ellos actores con tanto futuro como Tahar Rahim y Freida Pinto en los papeles de Auda y Leyla.
A pesar de la calidad del film y el extraordinario reparto, que los personajes principales no esten interpretados por árabes es un fallo, ya que por mucho que se maquillen Banderas y Strong -el último ya ha interpretado papeles de árabe en diversas ocasiones- siguen siendo un actor español y uno de británico. Aunque la película es espectacular, sobretodo en las escenas de batalla, los personajes son estereotipados y poco profundos, que no aportan nada a la historia.
En definitiva es un film excelente pero que no sorprenderá, gustará y entretendrá, pero no es más que un film con matices históricos lejos de los habituales escenarios del pasado.

Valoración: 3,5/5