4.5.12

Recomendación de la semana: Crows Zero (Takashi Miike, 2007)


La película está basada en el manga Crows-Zero. Genji (Shun Oguri) es un joven adolescente e hijo del jefe de una banda de mafiosos, tiene que demostrar a su padre que es capaz de ponerse al cargo del negocio familiar. Para ello, intentará conseguir lo que nadie ha echo, ni si quiera su padre, convertirse en el dueño del Instituto Suzaran, el mas peligroso de los centros educativos de Japón.
El instituto se rige por unas normas muy básicas: las clases tienen un dueño y se enfrentan en peleas para competir y lograr ser mejor que el resto de clases, de esta manera se podrá desafiar al actual rey de Suzaran, Tamao Serizawa (Takayuki Yamada).
De Japón vienen muchas cosas y referente a las películas siempre son diferentes en comparación con lo que podemos encontrar en occidente. Crows Zero es una de ellas, un instituto que se rige por la ley del mas fuerte. Aquí no hay profesores, no estudian, no hacen los deberes (o por lo menos no lo muestran), simplemente es un lugar llenos de adolescentes variopintos donde los alumnos luchan entre ellos para ser los dueños de la escuela. Cada clase tiene un líder, que trata de conquistar las otras clases para conseguir más poder. Con lo cual nos encontramos con una película llena peleas, sangre y violencia, pero sin llegar a lo gore o lo desagradable, combates muy bien coreografiados ayudados por la banda sonora para darle un toque mas cañero, todo con una estética muy cuidada tanto en el lugar (muy underground) como en la vestimenta de los chavales. Violencia gratuita a simple vista que luego va reflejando lo que realmente importa, la amistad. Y es que nuestro protagonista Genji no solo conquistará a las demás clases a mamporro limpio, sino también se hará amigo de alguna de ellas, un compañerismo que se hará mas fuerte según avance la película.
En definitiva nos encontramos con una película para adolescentes llena de peleas, humor absurdo y compañerismo. No pretende dar ninguna lección de moral ni ser políticamente correcta, simplemente es entretenimiento puro, para pasar el rato y divertirse.

Valoración: 4/5