19.5.12

Recomendación de la semana: Tuyos, míos, nuestros (Melville Shavelson, 1968)

En 1968 se estrenó la película Tuyos, míos, nuestros, inspirada en la novela Who Gets the Drumstick, de Helen Beardsley, y protagonizada por Lucille Ball, Henry Fonda, Van Johnson, Jennifer Leak. La película nos explica como Frank Beardsley, (interpretado por Henry fonda) un oficial de la marina viudo y padre de diez hijos se enamora de Helen North (interpretada por Lucille Ball) una viuda con ocho hijos. Los problemas no tardan en aparecer cuando Helen North y Frank Beardsley deciden casarse y formar una familia juntos, uniendo en una sola casa a 18 hijos y dos adultos. La película nos presenta los problemas domésticos típicos de una familia tan grande, los problemas entre hermanos y la dificultad que tiene los niños para aceptar que sus padres, se han vuelto a enamorar. El film esta lleno de humor, comedia y diversión, desde le “cortejo” de los padres, hasta los problemas de hacer un desayuno para 20 personas. 
La dirección y el guión corren a manos de Melville Shavelson , director también de la versión que se hizo de este mimo film, en 2005 protagonizado por Dennis Quaid y Rene Russo. El film puede parecer un poco pasado de moda, sobre todo por algún comentario típico de la época y por algunas escenas que pueden llegar a se un poco pesadas, pero en general es una película divertida, familiar, bonita y que consigue que el espectador se lo pase bien. 
Recomiendo este film a todos lo espectadores que ya han visto al del 2005, pues en mi opinión esta versión (la original), vale mucho más y es mas divertida que la protagonizada por Dennis Quaid y Rene Russo. Además del hecho de que en la versión del 1968 podemos disfrutar de la impecable y perfecta interpretación de dos grades actores, Henry Fonda, uno de los grandes del cine, y de Lucille Ball, una gran actriz cómica.
La película es perfecta para ver en familia, para un sábado por la tarde o simplemente para distraerse unas horas de los problemas cotidianos. Resumiendo la película Tuyos, míos, nuestros de 1968 es una perfecta opción para ver en casa tranquilamente y dispuestos a pasar un buen rato.

Valoración: 4/5