26.6.12

Hysteria y su mejor remedio

En el siglo XIX se definía la “histeria femenina” como una enfermedad cuyos síntomas eran varios e incluían el insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, irritabilidad, agresividad o pérdida de apetito y la cura era o estimulación vaginal o una enterectomia completa e internamiento en un psiquiátrico para los casos más graves. Ante el gran numero de casos de histeria, el doctor Joseph Mortimer Granville decide inventar un mecanismo que efectuara el mismo tratamiento que antes hacia manualmente, inventando así el primer vibrador de la historia. El film muestra todo el proceso de invención, creación, experimentación y divulgación de dicho invento. 
La directora de este film es Tanya Wexler y el guion corre a manos de Stephen Dyer y Jonah Lisa Dyer, donde actores como Hugh Dancy, Maggie Gyllenhaal, Felicity Jones, Rupert Everett, Anna Chancellor, Gemma Jones y Jonathan Pryce interpretan a los personajes principales desde al doctor Mortimer Granville, hasta la criada, antigua prostituta, pasando por la familia Dalrymple. Muchos de estos actores serán reconocidos por el gran publico algunos más que otros, pues nadie puede confundirse con Rupert Everett o con Maggie Gyllenhaal, aunque muchos otros reconocerán a Hugh Dancy, Felicity Jones o Jonathan Pryce, aunque no sepan donde ubicarlos. El film es ingenioso y divertido, aunque cae en la broma fácil tratándose de un tema sexual. Las gracias y los chistes, triunfan entre el público, por tratarse simplemente de un tema íntimo y situado en el siglo XIX, pues no es lo mismo hacer un chiste relacionado con la lengua francesa en términos sexuales en el siglo XIX inglés, que hacerlo en la actualidad con un grupo de adolecentes salidos (véase American Pie), aunque la gracia sea exactamente la misma. 
El film promete mucho en un principio, pero conforme va avanzando la película la trama se complica y se mezcla con los dramas sociales del siglo XIX, con el feminismo, con las clases sociales y sobre todo con el concepto de histeria femenina, perdiendo así la chipa inicial. En esta película el espectador se ilusiona en el inicio para ir perdiendo el interés y la ilusión conforme avanza la trama, para finalmente sentirse complacido por una final coherente y predecible. 
El film se interesante para aquellos que quieran reír, pues es algo que consigue de forma contundente, pero aviso que para ver este film es mejor ir preparado y no esperar una obra maestra, pues no es el caso. Para aquellos que les guste esta película les recomiendo ver alguna película de la saga American Pie, pues mientras una es mas conservadora y elegante, la otra es mas grafica y vulgar, pero siguen pareciéndose bastante.
Recomiendo al espectador quedarse hasta los créditos finales, ya que se nos ofrece una cronología de los distintos vibradores que han existido a los largo de la historia.

Valoración: 3/5