21.6.12

Sombras tenebrosas. La nueva de Tim Burton

De niño, Barnabas Collins (Johnny Depp) se traslada, con sus padres, de Inglaterra a América para iniciar una nueva vida. Los Collins logran hacer fortuna a su alrededor, dando lugar a la ciudad que llevará el apellido de la familia, Collinsport. Con el paso de los años, y tras la trágica y misteriosa muerte de sus progenitores, Barnabas se convierte en el amo y señor de Collinwood Manor, el hogar de los Collins, viviendo como un rico, poderoso y mujeriego hombre de negocios. Pero su buena vida termina el día en el que comete el grave error de romperle el corazón a Angelique Bouchard (Eva Green), una bruja que le condena a un destino peor que la muerte: le convierte en vampiro y le entierra vivo. Dos siglos después, Barnabas sale de su tumba y emerge en un mundo, la década de los setenta, muy distinto del que conocía.
Tras un estupendo prólogo, la cinta se toma su tiempo a la hora de mostrarnos a los distintos protagonistas de la historia, una situación que también se repite cuando Barnabas Collins regresa a su hogar tras casi dos siglos encerrado en una tumba. Resulta extraño que Burton haya tardado tanto en tratar la temática vampírica. Lo que no resulta tan raro es que haya vuelto a utilizar su triángulo favorito: Tim Burton, Johnny Deep y Helena Boham Carter.
Johnny Depp, se hizo con los derechos de un serial sesentero de la ABC titulado “Dark Shadows” que fue una serie pionera del campo de la “telenovela sobrenatural”. Warner nos quiere elogiar con su adaptación al cine a manos de Burton ya que es difícil pensar en un director más adecuado que él para hacerse cargo de un filme de estas características. Sin embargo, Burton nos ofrece un poco acertado, cuento de terror-cómico de estilo camp al que le falta mucha más mala leche.
Sombras tenebrosas (Dark shadows) confirma que los mejores días de Burton quedaron atrás. Visualmente la película es todo aquello que podríamos esperar, pero echamos de menos algunas cosas, por ejemplo vemos a un Deep repetitivo que no difiere mucho de Eduardo manos tijeras o el sombrerero loco. A mi personalmente me ha gustado la película, está muy bien hecha y con esto se demuestra que la inventiva de Burton no tiene límites, pero me habría guatado ver algo mas serio. Tiene un buen comienzo, pero poco a poco va perdiendo la seriedad del principio y todo se vuelve progresivamente una comedia-thriller, una mezcla que me cuesta tragar.
Resumidamente: un pupurri entre la estética de Sleepy Hollow y los gags de Bitelchus. A todo esto, añado que es una película para pasar el rato.

Valoración: 3/5