28.7.12

Grandes Enigmas de la Historia: La búsqueda (Jon Turteltaub, 2004)

Justo antes de que Nicolas Cage cayera en desgracia viéndose obligado a protagonizar más de dos películas al año de sospechosa calidad, nos dejó una última de sus inexpresivas aventuras, National Treasure.
La familia Gates sabe desde generaciones el secreto del tesoro de los masones, ya que uno de los últimos firmantes de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos les dio ese privilegio: "El secreto reside en Charlotte". Siglos después de este hecho, Benjamin Franklin Gates, sigue aún buscando a Charlotte, lleva toda la vida tras ella, hasta que descubre que es un barco hundido y congelado en mitad del océano. Una vez lo descubre y descubre la siguiente pista, una pipa de espuma de mar, su patrocinador, Ian Howe intenta matarlo para hacerse con el tesoro. Será entonces cuando Gates se verá obligado a robar la Declaración de Independencia para seguir tras la pista del tesoro y llegar antes que Howe y sus secuaces.
Junto al incombustible Cage, encontramos a Diane Kruger, Justin Bartha (el protagonista de Resacón en Las Vegas que no aparece), Jon Voight, Harvey Keitel y Christopher Plummer. Como siempre, en toda buena cinta de aventuras aparece un malvado que a veces parece bueno, y quien mejor que el que fuera el agente 006 en Goldeneye y el que fuera Boromir en El señor de los anillos, que mientras nos sonríe nos la clava por la espalda, el impresionante Sean Bean.
Todos ellos consiguen crear una aventura sin igual bajo las órdenes de Jon Turteltaub que, si se mira fríamente, esta ha sido su única película buena, ya que es el responsable de su segunda parte, de El aprendiz de brujo y de dos capítulos de la malograda serie Jericó, vamos, todo un crack en cuanto a éxitos.
La película no es nada del otro mundo, la enésima versión de Indiana Jones cruzada con toda la mitología de los masones, ligeramente adornada con patriotismo norteamericano. A pesar de todo esto, y de no aportar nada bueno, como cine de aventuras es de lo mejorcito que se ha producido los últimos años, ya que sino es una cinta profunda y que nos haga pensar, es realmente divertida y entretenida, digna de los mejores tiempos de Cage.

Valoración: 3,5/5