26.7.12

Iron Sky. Los nazis del espacio ya están aquí

En 2018 Estados Unidos realiza su tercera misión a la Luna, pero todo es una estratagema política para que la actual presidenta (que curiosamente se parece mucho a Sarah Palin) sea reelegida, ya que en la misión envía a un modelo negro. Todo va bien hasta que los tripulantes de la misión llegan a la cara oculta de la Luna, donde descubren una misteriosa y gigantesca instalación militar, que los miembros de la ONU afirman que no es suyo. Lo que nadie piensa es que esas instalaciones pertenezcan a unos enemigos derrotados más de sesenta años antes, los nazis han vuelto. Durante años han estado preparándose para regresar a la Tierra y tomar el poder del planeta. Pero el paso del tiempo no ha transcurrido de igual modo en la Luna que en la Tierra, ya que avances técnicos tan conocidos hoy en día como un móbil o los USB son cosas completamente desconocidas en los nazis que aún viven anclados en los años 40. Pero han creado cosas tan prácticas como el albinizador.
Este sonado regreso de los nazis ha venido de la mano del director finlandés Timo Vuorensola, en una producción finlandesa, alemana y australiana. Sin duda alguna esta película, que fácilmente se puede clasificar como serie B, es solo para los amantes de la ciencia ficción sin sentido, ya que al principio es presentada con cierta lógica, pero a medida que avanza el film las situaciones se vuelven más absurdas, por ejemplo que los primeros nazis que regresan a la Tierra se convierten en directores de campaña de una presidenta de los Estados Unidos.
El reparto es completamente desconocido, tan solo los actores alemanes que interpretan a los dos líderes de los nazis, Udo Kier y Götz Otto, nos suenan a todos por haber participado en películas como Blade o Ace Ventura, el primero, y El mañana nunca muere o El hundimiento el segundo.
Si nos gusta la ciencia ficción nos gustará el film, sino más bien que nos alejemos de donde proyecten esta película, ya que entre aberraciones históricas y físicas, Iron Sky no deja de sorprender, pero negativamente, ya que más de la mitad del film los actores están sobre actuados y no están convencidos de lo que hacen, las situaciones son completamente irreales y la producción es más bien pobre y poco impresionable. A pesar de ello, con un poco de esfuerzo y ganas uno se divierte.

Valoración: 2,5/5