11.7.12

¡Más madera!: Una tarde en el circo (Edward Buzzell, 1939)

Tras su desafortunada aventura en la RKO, los Marx regresaron allí donde no los querían, la MGM. Tan solo un hombre, Mervin Le Roy, insistió para que los tres hermanos volvieran a la Metro, debido a que había entablado amistad con Groucho a raíz de la realización de The King and the Chorus Girl (Mervin Le Roy, 1937), escrita por el propio Groucho, y de que Le Roy había firmado un contrato con el estudio para producir cuatro películas, la primera de ellas fue El mago de Oz
A pesar de esta insistencia, el estudio estaba por otras cosas, entre ellas El mago de Oz, y la atención a esta película fue más bien escasa. El guión, encargado a Irving S. Brecher, no fue para nada innovador, con el circo como fondo, el argumento era prácticamente el mismo, incluso igual, al de Un día a las carreras los personajes que interpretaban los hermanos eran muy similares, sino iguales, Chico es amigo del protagonista y manda llamar a Groucho, aunque en este caso es abogado no veterinario; mientras Harpo, una vez más, está al servicio de uno de los malos. Otra de las facetas que se vio perjudicada de esta desatención, fue la musical, ya que a pesar de contar con cuatro canciones, ninguna de ellas es una maravilla, posiblemente porque los autores, Harold Arlen y E.Y. Harburg, estaban más concentrados en crear Over the Rainbow, por la que ganarían un Oscar. Tan solo la canción, Lydia the Tatooed Lady, fue la que permitió conservar un poco la calidad musical. Esta canción, décadas más tarde sería recuperada por otros humoristas, esta vez de fieltro, The Muppets
Jeff Wilson es el joven gerente de un circo y Julie Randall es la domadora de caballos, ambos están enamorados y desean casarse, pero su economía se lo impide, pero él ha conseguido un préstamo para comprar el circo. Asediado por el prestamista, que quiere cobrar antes de tiempo, Jeff decide pagar con lo ganado en la recaudación del día. Pero mientras extrae el dinero de la caja de caudales -en el interior de la jaula de un gorila-, unos atracadores lo dejan sin sentido y se llevan el dinero. Por suerte, poco antes de los sucedido Pirelli, amigo de Jeff, ha llamado a un abogado, J. Cheever Loophole, que tendrá la misión de solucionar el problema, con la ayuda de Pirelli y Punchy, el ayudante de Goliat, el hombre forzudo. 
Buster Keaton, ya en sus últimos años de gloria, y poco después de salir de un psiquiátrico debido a una crisis nerviosa, participó en este film, en forma de cameo y sin acreditar. 
La crítica y el público en general quería a los Hermanos Marx y, a pesar de que este film no es que sea muy destacable, la película tuvo una muy buena recepción, y la crítica ni se ensañó con ella, ni la puso por las nubes. Tan solo Groucho, que desde Humor Risk nunca estaba contento con el resultado de sus películas, fue el único que la criticó claramente, diciendo: “Me dejó frío. No soy un juez imparcial, pero empiezo a estar harto de todo esto. Al salir del cine prometí no verla nunca más”. En cierto modo tenía razón, los Marx empezaban a quedarse sin ideas.

Valoración: 3,5/5