11.8.12

En ocasiones tengo miedo: Poltergeist (Tobe Hooper, 1982)

Una multitud de fuerzas de otro mundo, invade la paz del hogar de la familia Freeling. Al principio se trata solo de sucesos paranormales, pero pronto su casa se convierte en un torbellino de fenómenos sobrenaturales. Los intrusos no son precisamente cordiales y si la desafortunada familia no abandona su hogar serán arrastrados a una pesadilla que va más allá de lo imaginable. Como anécdota, navegando por internet encontré esta información sobre las muertes "raras" de los actores: 
· Heather O'Rourke, la famosa Carol Anne Freeling, murió en 1988, a los 11 años, de una parada cardiorrespiratoria. Estos problemas no son frecuentes en niños, pero mi vecino del pueblo sufre una enfermedad intestinal que sólo padecen veinte personas en el mundo, y no ha intervenido en ninguna película "satánica".
· Beatrice Straight, la psicóloga a la que la familia recurre inicialmente, murió en 2001, a los 86 años, de una neumonía. Lo raro es que llegara a esa edad tan avanzada.
· La única muerte que acepto como extraña es la de Dominique Dunne, que interpreta a la hermana mayor de la familia Freeling. Poco después de finalizar el rodaje de Poltergeist, conoció en una fiesta a un chef llamado John Thomas Sweeney. Ambos iniciaron una tormentosa relación marcada por los maltratos. A las pocas semanas, ella, que apenas superaba al metro y medio de estatura, decidió romper, pero su pequeño cuello no resistió la presión de las manos del chef, que llegaba al metro ochenta y cinco. Como veis, tampoco es que apareciera desollada colgada del techo en un palacio versallesco. 
En mi opinión, lo destacable de Poltergeist es su magnífico comienzo. Está llena de momentos Spielberg, desde las pesadillas infantiles, la imagen de la familia de clase media acomodada hasta el humor y las escenas de shock.
Pese a ser una película del 82 no se echan a faltar grandes efectos como las manifestaciones con las que comienza la película están perfectamente calculadas para absorber al espectador. A medida que avanza la historia, los fenómenos van evolucionando. Es una de mis favoritas, me la he debido de ver más de veinte veces y ya me sé hasta los diálogos. El guión tiene lo justo y necesario ya que si el film hubiese sido grabado hoy en día sabríamos la biografía completa hasta de los fantasmas.
En definitiva, Poltergeist tiene grandes momentos, pero la historia es demasiado espectacular como para ser atemorizante, así que se puede considerar que es un film adecuado incluso para niños, sin dejar de lado para nada al público adulto.

Valoración: 5/5