25.8.12

Grandes Enigmas de la Historia: The Mummy (Stephen Sommers, 1999)

El cine, como todo arte, no hace más que auto alimentarse, lo que en lenguaje profano viene siendo hacer remakes. En la década de los treinta el cine dio un vuelco hacia el terror, actores como Bela Lugosi o Boris Karloff se hicieron famosos interpretando a Drácula, Frankenstein o la Momia, y serían la primera generación de actores especializados, cuyos sucesores fueron Christopher Lee y Peter Cushing. Stephen Sommers nos trae uno de esos míticos relatos de terror que, correctamente pincelados con pintura de Indiana Jones, ha reconvertido en una cinta que nos hará disfrutar como niños del buen cine de aventuras.
Rick O'Connell, un soldado, vive una extraña experiencia en mitad del desierto antes de acabar en una cárcel de Egipto. Evy Carnahan es una bibliotecaria del Museo de Egiptología de El Cairo que se muere por una aventura, es decir, una excavación, y un día, su hermano Jon le trae una misteriosa pieza que esconde un mapa que lleva a un templo, es entonces cuando decide emprender el camino guiados por O'Connell, subiendo por el Nilo en busca de la misteriosa ciudad de Hamunaptra. Sin saberlo, cuando están excavando, Evy despierta la momia de Imhotep, desatando el terror en todo Egipto.
A pesar de ser una película simplona y claramente de aires aventureros americanos, y, sin duda, a la sombra de Indiana Jones, puede posicionarse como su más digna sucesora, ya que ni La búsqueda ni otros intentos de crear el mismo tipo de aventuras, logran llegar tan alto como La momia.
El éxito, además de una historia intrigante y divertida, y una factura excelente, reside en el carisma de los personajes, desde el duro Rick O'Connell, interpretado por Brendan Fraser, hasta el divertido Jon Carnahan, interpretado por John Hannah, todos ellos consiguen que todo el público se sienta identificado y por lo tanto viva la aventura como si uno de los personajes se tratara. Además de los ya mencionados Fraser y Hannah, el reparto se completa con Rachel Weisz, Kevin J. Connor, Oded Fehr, Jonathan Hyde y Erick Avari, sin olvidar al terrorífico Arnold Vosloo, que a pesar de no ser egipcio, en esta película nadie se atrevería a contradecirle.
Siendo sinceros, el film, fríamente, no es nada del otro mundo, es previsible y poco sorprendente, pero teniendo en cuenta la ausencia de películas de aventuras parecidas a Indiana Jones, esta se nos presenta como un tesoro en bruto, ya que a medida que avanza nos vamos metiendo en la historia dejando de lado que sabemos, de sobras, donde y cuando aparecerá la momia, y, al final, nos acabamos asustando y disfrutando de ello.

Valoración: 4/5