24.8.12

Recomendación de la semana: Asesinato por decreto (Bob Clark, 1979)

Quien haya visto y/o leído Desde el infierno, de Alan Moore, cuya película fue protagonizada por Johnny Depp, este film no le aportará nada, ya que tanto el cómic como el film se inspiran, sin duda alguna, en este film, que a la vez se basa en la novel The Ripper File de Elwyn Jones y John Lloyd. Vamos, que al final descubrimos que Alan Moore no es tan visionario como muchos cree, entre ellos el mismo.
El barrio de Whitechapel, en el East End londinense, esta aterrorizado, un sangriento criminal ya se ha llevado por delante la vida de dos mujeres de la calle, y los vecinos, ante la impotencia de la policia, piden ayuda al mayor investigador de la época victoriana, Sherlock Holmes. Con la ayuda de su colaborar y amigo, el Dr. Watson, el detective irá desentrañando los misterios de estos crímenes, que le llevarán a investigar las altas esferas de la sociedad londinense y un extraño complot.
No es la primera vez ni la última que dos grandes personajes, uno real y otro no, como Jack el destripador y Sherlock Holmes son unidos para perseguirse y atormentarse mutuamente. La verdad es que en este caso la amalgama resulta muy positiva y atractiva. Un Christopher Plummer brillante, suficientemente sobreactuado para añadir teatralidad a la cinta, es Sherlock Holmes junto a un veterano James Mason que le da réplica clásica de Watson. Junto a ellos todo un reparto típico de la época, David Hemmings, Anthony Quayle, John Gielgud y Donald Sutherland.
Todo tipo de elementos se entremezclan en este film de intriga, francmasones, nobles, prostitutas, carniceros, asesinatos, y horribles matanzas, todas ellas al servicio del misterio y el suspense, que tanto el director como los actores consiguen mantener.
Todo un relato de intriga que demuestra que siempre, y cuando digo siempre es siempre, la versión original es siempre mejor que la copia contemporánea, a pesar de que esta sea realmente buena.

Valoración: 4/5