16.9.12

Las aventuras de Tintín (Nelvana-Ellipse, 1991-1992)

Después de años sin ver una película de Tintín, en 1991 las productoras de animación Ellipse y Nelvana unieron fuerzas para crear una obra de dimensiones épicas de las aventuras de Hergé. La producción giró en torno de todas las aventuras en papel, excepto Tintín en el Congo por su controversia en temas de colonialismo, realizando capítulos de entre treinta y cuarenta minutos, lo más parecidos posible a la obra original del dibujante belga.
Esta no fue la primera serie de animación que se hizo sobre el personaje, ya que entre 1959 y 1964 se realizaron diversos episodios de las aventuras del reportero belga, pero a pesar de su calidad, han caído en el olvido sobretodo después de la aparición de la serie que tenemos entre manos.
Una de las numerosas curiosidades que esconde esta serie animada es la presencia de Hergé en todos los capítulos, formando parte de los extras que se pasean por el fondo de la secuencia, un pequeño tributo a uno de los grandes maestro del cómic. Otra de las peculiaridades de la serie es el orden de las aventuras, que no respeta el original, siendo la primera El cangrejo de las pinzas de oro. La elección de este episodio no se hizo al azar, ya que muchos seguidores, por no decir todos, afirman que esta es la aventura más importante de todas, ya que es donde Tintín conoce al Capitán Haddock, dando una nueva dimensión a sus aventuras, hasta ese momento un poco aburridas por la monotonía  de ver un solo personaje implicado en la acción tan solo acompañado por un perrito, Milú.
Para ver el alcance de la influencia de la obra de Hergé, tan solo nos debemos fijar en la nacionalidad de las productoras, ya que a pesar de que Bélgica es el país de origen del reportero, las personas responsables de llevar a cabo, de forma excelente, una serie de esta magnitud son de Canadá y Francia, además de la participación de británicos, demostrando, una vez más, la presencia de Tintín en todo el mundo.
Esta serie de animación se ha hecho reconocible por su característica presentación así como la música que la acompaña, que se convirtió en la banda sonora de Tintín y sus amigos, hasta el estreno de la producción de Steven Spielberg y Peter Jackson.


Valoración: 6/5