12.9.12

Mezclado, no agitado: Sólo se vive dos veces (Lewis Gilbert, 1967)

Otra crisis mundial para estar a punto de estallar, naves espaciales de Estados Unidos y de la Unión Soviética no hacen más que desaparecer, y ambas naciones se culpan mutuamente. Todos los indicios apuntan a que SPECTRA está detrás de esto, y que actúa desde Japón, así que M decide enviar a 007 para que averigüe, con la ayuda del servicio secreto japonés, que está sucediendo realmente. Una vez allí, Bond se caracterizará como un japonés e incluso se casará para pasar desapercibido y llevar a cabo sus investigaciones, a la vez que se entrena en las misteriosas artes de lucha del lejano oriente.
Sean Connery protagoniza su quinta película como James Bond, y aunque esta al final no fue su última película como James Bond, a su lado los ya habituales Bernard Lee, Lois Maxwell y Desmond Llewelyn. A pesar de la poca calidad del film, está película es, en cierto especial, ya que por primera vez vemos al malvado líder de SPECTRA, Ernst Stavro Blofeld, interpretado por Donald Pleasence.
Dicen que todas las historias de amor tienen un final, pues bien la relación entre James Bond y Sean Connery, en 1967 ya estaba más que deteriorada. Por su parte el actor escocés ya estaba completamente arto de la fama que le había comportado Bond, además lo permitía crecer como actor, ya que la mayoría del protagonismo, como había sucedido en Operación Trueno, se lo habían llevado los gadgets de Q. Por otro lado, a pesar del éxito que había tenido cada una de las entregas, en Sólo se vive dos veces se hace patente el ritmo agotador de creación, en cinco años, cinco películas, los guiones, la producción, todo era agotador, y se nota.
En esta ocasión, Connery no lo dudó, y renunció al papel, a pesar de quedarle una película del contrato, viéndose obligado el estudio a realizar un nuevo casting para acertar con un nuevo Bond.
A pesar de que el guión es original, no es una adaptación de ninguna de las novelas de Ian Fleming, tan solo toma la localización en el enfrentamiento entre Bond y Blofeld, se nota que carece de la originalidad de las anteriores cintas, además el desinterés que muestra Connery en su actuación tampoco ayuda a mejorar la calidad, dando como resultado una de las peores cintas de Bond-Connery.

Valoración: 3/5