9.10.12

Abraham Lincoln: Cazador de vampiros. Una de vampiros muy patriótica

Tras la muerte de su madre a manos de un extraño asesino, el joven Abraham Lincoln (Benjamin Walker) no tiene otra cosa en mente que la venganza. Con el paso de los años, le llega por fin la oportunidad de acometer tan ansiado objetivo. Sin embargo, su intento se ve frustrado al descubrir que el hombre al que se enfrenta es un monstruo o, para ser más exactos, un vampiro. Antes de que el verdugo se convierta en víctima, aparece en escena Henry Sturges (Dominic Cooper), un experimentado cazador de vampiros que terminará acogiendo a Lincoln para instruirlo en el arte de matar chupasangres.
Abraham Lincoln, un símbolo para la nación Norteamericana, el Presidente más representativo de su historia gracias a sus esfuerzos por mantener unido al país después de la Guerra de Secesión. Propulsor de la abolición de la esclavitud y símbolo de la era moderna de la nación. Y también... cazador de vampiros. La película está basada en la novela homónima de Seth Grahame-Smith, que participa en el proyecto como guionista, y lo primero que uno se pregunta después de ver la película es si la misma habría tenido una distribución tan importante a nivel internacional de no haber contado con el respaldo de Tim Burton.
Por fin nos encontramos con vampiros de verdad, teniendo en cuenta de lo maltratado que ha sido el mito en los últimos años. Vampiros que actúan en la sombra y que están perfectamente integrados en la sociedad.
Que el protagonista se llame Abraham Lincoln es lo de menos. Bien podría haberse llamado Perico el de los Palotes, y el resultado sería exactamente el mismo, salvo que sin el discursito político final. Su descabellado título no es más que una mera excusa para vender más libros/entradas. A pesar de haber propiciado un mar de criticas negativas, yo considero que en general no es un film desastroso y que hay muchas partes que lo salvan y que nos pueden hacer disfrutar del film. Lo que destacaria como peor, es que las escenas más importantes de la película están grabadas con una luz, que incluso en el cine dificultaba la visión. 

Valoración: 3/5