18.10.12

Venganza: Conexión Estambul. La venganza no podrá con Liam Neeson

Después de todo el caso generado en la primera entrega, los familiares de todos los muertos por Bryan Mills deciden vengarse raptándole a él, a su ex-mujer y a su hija. Por casualidades de la vida, Lenore, la ex-mujer de Bryan, se está divorciando, y Bryan ve que aún siente algo por ella, y aprovecha que tiene que hacer unos trabajos en Estambul para invitarla junto con su hija para volver a encender la llama. Pero no cuenta con que Murad Krasniqi, el padre del malo de la primera parte, lo busca y ve la oportunidad para secuestrarlos. Gracias a las habilidades de Mills, su hija Kim logra escapar y ayudar a su padre para que este desate toda su ira contra aquellos que se atreven a atacar a su mujer y su hija.
Liam Neeson regresa en el personaje más duro que jamás a interpretado, llegando a consolidar el título de Tipo Duro que había logrado alcanzar con Venganza. Junto a él encontramos de nuevo a Maggie Grace como Kim y Framke Janssen como su ex-mujer, Lenore. Además en esta ocasión el malvado no es otro que Rade Serbedzija, actor croata especializado en hacer papeles de malvado del este como en Snatch: Cerdos y diamantes o X-Men: Primera Generación, además de otro estilo de papeles como en Misión Imposible 2.
El francés, Luc Besson, uno de los mejores guionistas y directores de cine de acción, firma el libreto de la segunda aventura de Bryan Mills, mientras que el director de Transporter 3 y Colombiana, Olivier Megaton, consigue dirigir con brillante acierto todas las escenas de acción del film sin que el espectador  se pierda ni un ápice de lo que sucede, ni siquiera cuando los puños de Liam Neeson van más rápidos que los de Steven Seagal.
Sin duda alguna, Bryan Mills junto con el actor que lo interpreta, ya ha pasado a llenar las filas de los Tipos Duros del cine, junto personajes como John McClane o John Rambo, o actores de la talla de Jean-Calude Van Damme o Arnold Schwarzenegger.
Una película sin ningún tipo de pretensión, con el único objetivo de entretener al espectador que ha pagado una entrada para ver un buena dosis de acción fílmica de la vieja escuela.

Valoración: 3,5/5