29.12.12

El Señor de los Anillos: El retorno del Rey

Y llegamos al final de la trilogía de El Señor de los Anillos, largo ha sido el viaje, muchas aventuras han vivido nuestros compañeros, muchas batallas han luchado, muchos amigos han perdido, pero queda un último esfuerzo, aún queda destruir el anillo único de Sauron. Y de la mano de nuestros dos Hobbits Frodo y Sam, acompañados de la criatura Gollum, que al principio del fin a modo de flashback nos cuenta como era el personaje, parten de camino a Minas Morgul para encontrar una ruta para acceder a Mordor. Mientras el otro grupo Aragorn, Legolas, Gimli y compañía se dirigen hacia Minas Tirith para librar la última batalla contra las tropas de Sauron. Conociendo su desventaja numérica buscaran ayuda en el sendero de los muertos.
Cuando se llega al final de una trilogía esperas que esta esté a la altura de las anteriores y que tenga algo que la haga especial, sin duda Peter Jackson ha conseguido hacerlo, estamos ante la peli más épica y colosal de las tres, el mejor cierre que una saga puede tener. La película está llena de grandes momentos impactantes, grandes batallas y escenas trágicas, además de un final y conclusión largo y bien adaptado. No en vano ha sido galardonada con once Oscars incluyendo la de mejor película, mejor director  y mejor guion adaptado. Once estatuillas igualando así a los films de Ben-Hur y Titanic. A pesar de ser una adaptación del libro El Señor de los Anillos, esta vez Peter Jackson se ha tomado más licencias respecto al original, no es nada malo pero tampoco es cien por cien idéntico al libro, al menos los cambios que hace no desentonan con el resto del film y encajan perfectamente. Todo lo demás ya lo conocemos, los personajes son los mismos y vemos la evolución que han tenido desde el primer film, quizá el cambio más importante está en Frodo y Sam, Frodo está cada vez más consumido por el anillo y Sam no se separa nunca de él como buen amigo que es, en ocasiones si no es por Sam la historia se hubiera acabado antes. Aragorn como futuro rey del trono de Gondor libra con sus compañeros la última batalla por la tierra media. Los efectos especiales siguen siendo geniales en especial la gran batalla que tiene origen en Minas Tirith.
Sin duda ésta y en general los tres films son de lo mejorcito que se puede encontrar en la industria del cine. Por contenido, por argumento, por ese halo de fantasía que le envuelve. Por cierto, los tres films cuentan con versiones extendidas siendo El retorno del Rey la que más duración tiene, algo más de cuatro horas. Tanto es el impacto que ha tenido El Señor de los Anillos que Peter Jackson pretende hacer lo mismo en una nueva trilogía tomando como base el libro de El Hobbit, cuyo primer film ya se ha estrenado en los cines, El Hobbit: Un viaje inesperado, veremos si está a la altura de El Señor de los Anillos.

Valoración: 5/5