7.2.13

¡Rompe Ralph! ¿Disney o Pixar?

El nuevo clásico de Disney llega a nuestras pantallas... Pero, ¿No era Brave? ¿Qué? ¿Una princesa pertenece a Pixar y un videojuego pertenece a Disney? Seguro que es cosa de John Lasseter. Sí, desde que el fundador de Pixar se hiciera cargo de Disney, las películas de animación no se sabe si pertenecen a un u otro estudio, algo que da igual, pero también es raro que estrenen dos películas en 2012, y la que podría encajar a la perfección con Disney va firmada por Pixar, y la que parece una idea de Pixar se encuentra bajo el sello Disney.
Lo importante es saber que ¡Rompe Ralph! es una divertida y animada comedia de aventuras protagonizada por un malo de un videojuego, que no es malo, pero hace de malo, y cansado de ser ninguneado por sus compañeros de trabajo, decide romper todas las normas abandonando su videojuego en busca de una medalla que le cambie la vida. Pero que pasa si en un videojuego no hay malo, pues que el bueno no tiene trabajo, no se puede jugar al juego, y, por lo tanto, este está estropeado y debe desenchufarse, dejando a muchos personajes sin hogar. Felix, el bueno de Fix It Felix Jr. -el videojuego de Ralph- deberá seguir la pista de su amigo a través de diversos videojuegos, esperando no morir en el intento.
Con una historia muy parecida a la de Toy Story, unos seres inanimados y sin vida se convierten en personas como nosotros, en un mundo con unas reglas muy determinadas que deben cumplir a raja tabla.
Rich Moore, uno de los directores de la serie Futurama, se encarga de aportar un ritmo muy dinámico a esta película, haciendo que en ningún momento el público se aburra, ya que tanto las historias que se cuenta, como los personajes que las viven son auténticas maravillas, valedoras de la nominación a los Oscars.
Los personajes parecen hechos a medida para sus intérpretes en versión original, John C. Reilly se encarga de Ralph, Sarah Silverman de Vanellope, Jack McBrayer de Felix y Jane Lynch de Calhoun, además de otros como Alan Tudyk, Ed O'Neill o John DiMaggio.
Sin duda alguna una de las películas de animación del año, con un argumento muy original, siendo la primera película en adaptar un videojuego, pero sin seguir el argumento de ninguno.

Valoración: 4,5/5